Médicos en Bélgica prohibieron veganismo en niños, mujeres embarazadas y lactantes

Compartir:

En días pasados, el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, publicó un comunicado de la Academia Real de Medicina de Bélgica que manifestó que el veganismo debe ser proscrito para niños, mujeres embarazadas y lactantes.

 

En un tweet, el dirigente afirmó: “En Bélgica los padres quieren obligar a sus hijos a seguir dietas vegetarianas y veganas. El delegado por los Derechos del Niño solicitó un concepto a la Real Academia de Medicina de ese país. La respuesta fue: Veganismo está prohibido para niños, embarazadas y lactantes”.

 

El organismo se pronunció sobre este asunto a raíz de una petición de Bernard De Vos, delegado general de la Comunidad francesa para los Derechos del Niño en Bélgica. (Lea: Gran defensor a ataques veganos estará en el 38 Congreso Ganadero)

 

Esto debido a que cada vez más padres de este país imponen a sus hijos un régimen vegano. Por ello, en un comunicado, la Academia hizo pública la recomendación de que los menores, las embarazadas y las madres que dan pecho no sigan una dieta vegana.

 

“Esta alimentación restrictiva genera carencias inevitables y requiere una vigilancia continua de los niños para evitar deficiencias y retraso en el crecimiento a menudo irreversibles”, señaló. (Lea: De vegetarianos a carniceros, tendencia que crece en EE. UU.)

 

Preocupado por el creciente número de padres que se niegan a que sus hijos reciban una dieta balanceada, De Vos pidió a la ARMB que emitiera una opinión sobre el veganismo. Al respecto, el profesor Georges Casimir, pediatra y designado por la academia manifestó:

 

“El personal de salud a veces se enfrenta a un problema ético real. Dejamos cierta flexibilidad, intentamos explicar a los padres los riesgos de tal alimentación, pero ¿qué hacer cuando consideramos que tienen una actitud peligrosa para la salud de su hijo?”.

 

Se estima que el 3 % de los niños belgas se ven afectados por este tipo de dieta, donde la que las proteínas animales están prohibidas, y no reciben vitaminas esenciales como la D y B12, calcio o incluso los oligoelementos y nutrientes esenciales para un correcto desarrollo.

 

“Estamos hablando de retraso en el crecimiento y retrasos psicomotores, desnutrición, anemia importante”, explicó Isabelle Thiébaut, dietista pediátrica que colaboró ??en la redacción del dictamen del ARMB. (Blog: Harvard derrotó al veganismo: por qué la carne es esencial)

 

Añadió que determinados desarrollos deben tener lugar en un momento preciso de la vida y si no ocurren, es irreversible. Además, el exceso de potasio y fibra también se observa cuando las verduras representan una parte excesiva de la dieta. En los casos más graves, la hospitalización es inevitable.

 

Por esta razón, la ARMB desaconsejó someter a un niño a tal dieta. No obstante, si ese es el caso, debe ser objeto de un seguimiento médico, análisis de sangre periódicos y beneficiarse de suplementos, con el objetivo de evitar las carencias y encontrar soluciones rápidamente.
FUENTE CONTEXTO GANADERO

Impactos: 3


Compartir:

Más de tu interés

CLOSE
CLOSE