Jornada técnica en Tres Arroyos: ensayos de fertilización en cultivos de invierno.

0
Compartir:

Dicha jornada tenia como objetivo mostrar a los ingenieros y productores de la zona las respuestas a los distintos nutrientes en el cultivo de cebada y trigo, como así también, las distintas estrategias de fertilización, el uso de distintos fertilizantes y momentos de aplicación…, siempre apuntando a potenciar la producción de grano de cada uno de estos cereales sin olvidarnos de la calidad de los mismos para maximizar la inversión, obtener el mejor retorno económico, cuidar nuestros suelos y el medio ambiente…

Lo primero que se tocó fue el concepto de fertilización balanceada. Años atrás cuando se pensaba en hacer trigo se apuntaba a nitrógeno (N) y fósforo (P)…, pero con el pasar del años, la intensificación de los sistemas agrícolas y el mayor rendimiento de los cultivos llevó a que aparezcan como deficitarios otros nutrientes como lo son el azufre (S) y el zinc (Zn). Y como todo sigue siendo muy dinámico, ya estamos viendo que es posible que se venga un 5° nutriente y este parece que puede ser el magnesio (Mg). Nuestros ensayos nos dan una respuesta media en el cultivo de trigo de 2810 kg/ha a la sumatoria de estos 4 nutrientes (N, P, S y Zn).

Lo segundo que se tocó fue tener un buen diagnóstico, hoy con 4 dólares/ha un productor puede tener una buena foto de lo que está disponible en el suelo y con eso saber como encarar un fertilización que hoy cuesta entre 150 a 250 dólares/ha…, con lo cual es barato el análisis y clave para saber cómo está nuestro lote.

Posteriormente fuimos desarrollando la importancia de cada uno de los nutrientes…

Empezando por el fosforo, nutriente clave en todos los procesos energéticos de la planta y además fundamental para que dicha planta desarrolle una buena raíz y con ello pueda explorar más suelo, absorbiendo más nutrientes y más agua.

El nitrógeno como el nutriente que más impacto de producción genera, el que siempre tiene el mejor repago a una inversión, que no solo potencia el rendimiento desarrollando una gran cantidad de granos sino que hace que esos granos tengan calidad (proteína y/o gluten).

El azufre como un nutriente ya muy importante para el cultivo, generando hojas más verdes, hojas más activas que producen más rendimiento y también mejoran la calidad de los granos. Acá también debemos decir que este nutriente al igual que el P son muy importantes en los cultivos de 2° como lo pueden ser una soja o maíz generando respuestas físicas y económicas muy interesantes.

El zinc, un micronutriente que comenzó a mostrar deficiencias hace 4 o 5 años en nuestra región y que hoy ya tiene buenos resultados y una buena capacidad de repago a la inversión. El zinc genera un follaje con una coloración verde más intensa, un mejor volumen de raíces y en algunos casos plantas más altas ya que una de sus funciones más importantes es el alargamiento celular.

Posteriormente mostramos resultados de 42 ensayos en 10 campañas agrícolas, tomando las respuestas en rendimiento y calidad en promedio de esos 10 años y separando las mismas en años húmedos y secos (ver gráfico):


Ponemos un ejemplo de esto: SolMIX zinc supera a Urea en el promedio de los 10 años en 410 kg/ha de rinde y 0,12% de proteína. Cuando analizamos ese mismo fertilizante en los años húmedos (7 de 10), la respuesta fue de 547 kg/ha de trigo y 0,13% de proteína. Cuando hacemos el mismo análisis para los años secos (3 de 10), la respuesta cae a 185 kg/ha y 0,20% de proteína. Y por ultimo lo recuadrado en color verde es el costo extra en kilos/ha de trigo por usar SolMIX zinc en vez de Urea y que en este ejemplo es de 151 kg/ha…, lo que nos muestra que en los años secos la ecuación sale casi empatada pero que en los años buenos el resultado triplica la inversión.

Otro de los temas que desarrollamos fue los momentos de la fertilización, y para esto mostramos un ensayo donde se habían realizado fertilización en 2 hojas, en pleno macollaje, en encañazon y divididas. Los mejores resultados se veían en las aplicaciones más tempranas. También para esto estamos evaluando distintos productos que retrasen el paso de amonio a nitratos y nos permita fertilizar más temprano sin correr riesgos de perdidas de nitratos en años húmedos, de esta forma no solo cuidando la producción, sino cuidando nuestros medio ambiente.

En fin, fue una jornada en la que desarrollamos como trabajar con los nutrientes en cada una de las etapas del cultivo, aplicando el concepto de fertilización balanceada, con el objetivo de lograr altas producciones agrícolas, con granos de calidad, usando las mejores y más modernas tecnologías para cuidar nuestros suelos y el ambiente en el que vivimos…

Impactos: 3


Compartir:

Más de tu interés Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

CLOSE
CLOSE