Faena vacunos: Septiembre – Enero a septiembre de 2020

Compartir:

De acuerdo a datos proporcionados por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), en septiembre de 2020 la faena de bovinos orilló los 1.25 millones de cabezas, 4% por encima del mes anterior. En los primeros nueve meses de este año, se sacrificaron 10.5 millones de bovinos, 4% más que en igual lapso del año pasado. El nivel de actividad se redujo relativamente; mientras que se confirmó la tendencia descendente en la participación de hembras y, consecuentemente, una mayor contribución de machos que favoreció una mejora en el peso medio, todavía la alta proporción de animales jóvenes determina niveles muy bajos, comparados no sólo internacionalmente sino con nuestra propia historia.

Al relacionar el total sacrificado en septiembre con la cantidad de días hábiles, se advierte que experimentó una baja y fue la menor desde el pasado mes de abril, aunque supera a iguales meses de años anteriores, con la sola excepción de 2009. En el segundo cuatrimestre de 2020, la faena recuperó el nivel promedio alcanzado en los últimos cuatro meses de 2019 y si bien continúa firme, cedió en el mes de septiembre.

 

“En el inicio de 2020, la actividad en las plantas de las empresas asociadas se vio afectada por los efectos del COVID 19. En un principio, concentrados en el mercado chino posteriormente, sus efectos se fueron difundiendo sobre otros mercados externos y la situación local. Entre enero y septiembre de 2020, en los establecimientos asociados se sacrificaron 2.9 millones de cabezas, alrededor de 100 mil cabezas menos que el acumulado en igual lapso del año pasado, lo que llevó su contribución al 27.3% del total, 4 puntos menos que en 2019”, comentó Mario Ravettino, Presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

 

Durante abril y mayo, la composición de la faena acusó un aumento en el número y en la participación de Hembras dentro del total sacrificado, llegando a representar el 50% del total. A partir de entonces esta tendencia se revirtió, y en los últimos dos meses estuvo por debajo del 45%. La caída se centró en las Vacas y dentro de éstas las más añosas. Paralelamente, hubo un aumento en la faena de Novillitos y en menor medida de Novillos.

De esta forma se consolida, una mayor contribución de machos dentro de la faena nacional, una modificación importante en relación con los últimos años. “En los últimos doce meses se faenaron 14.3 millones de cabezas, 652 mil cabezas más que en los doce meses cerrados en septiembre de 2019, en este crecimiento los machos aportaron 590 mil animales. En el ciclo anterior, el aumento del total sacrificado estaba totalmente justificado por las hembras”, explicó el Presidente del Consorcio.

FAENA POR CLASIFICACIÓN (*)

Nota: Datos preliminares de la DNCCA.

(*) A partir de la modificación introducida en el Sistema de Clasificación y Tipificación de Reses (Res. Nº 32/2008), terneros y terneras son ahora parte de las clasificaciones Novillitos y Vaquillonas, respectivamente, y estos además contienen novillos y vacas jóvenes que antes se tipificaban como tales; en consecuencia, sus respectivas participaciones han registrado un cambio notable.

La modificación en el sistema de tipificación instrumentada en abril de 2019 permite analizar con mayor detalle la composición de la faena de bovinos, a través de los datos proporcionados por sexo y dentición.

Hembras: En 2020, como se mencionó, se observa un cambio de tendencia en la faena de hembras. Al analizar la clasificación por dentición, se verifica que la reducción en su número total fue acompañada por una baja más acentuada en vacas, especialmente aquellas tipificadas con 8 y más de 8 dientes, con una mayor incidencia de vaquillonas. En los primeros ocho meses de 2020, el peso medio de las hembras sacrificadas fue de 207 kg por cabeza.

Machos: Como contrapartida, creció el número de machos sacrificados. Con un aumento relativo en la participación de los animales de menos de 2 dientes representaron 60%, 5 puntos mayor que en 2019. Con respecto a los clasificados con hasta 4 dientes, concentraron el 83% de la faena de machos. Paralelamente, se registró una menor participación de la categoría de hasta 6 D. El peso medio para el período enero – agosto de este año fue de 242 kg por cabeza, con una tendencia positiva en los últimos meses.

FAENA POR SEXO y DENTICIÒN

 

Total: hubo un incremento relativo en el número de animales tipificados en los dos extremos: con 2 y 4 dientes y de 8 y más dientes, factor en el que primó la evolución de la faena de hembras, con una reducción relativa de las tipificaciones intermedias. Mientras que en 2019, el 70% del total de animales tipificados tenía hasta 4 dientes, a septiembre último, esta proporción pasó a ser del 73%.

 

Peso Medio: La alta incidencia de animales livianos determina que el peso medio de la faena total sea reducido, comparado con el de otros países productores del mundo, entre enero y agosto de este año promedió 226 kg por animal. No obstante, debe destacarse que los recientes cambios registrados en la composición de la faena han determinado una relativa mejora en este indicador. En agosto último ascendió a 230 kg/cabeza, último período para el que se cuenta con información, lo que implica un incremento de 5 kg por animal respecto del primer mes de 2020.

 

La faena registrada en septiembre de este año tuvo un nivel similar a igual mes de 2019, mientras que superó en un 13% al promedio 2002-2019 y fue ligeramente inferior a la del quinquenio 2005-2009. El acumulado en el ciclo 2019/20, cerrado en el mes de septiembre con un total de 14.2 millones de cabezas, es un 2% menor a la media verificada en 2005-2009.

(*) Datos provisorios y preliminares

 

La producción de carnes bovinas se estima en el orden de 2.4 millones de toneladas entre enero y septiembre de este año, 4.6% mayor a igual lapso de 2019. El acumulado de doce meses al mes de septiembre arroja 3.2 millones de toneladas, que está entre los más elevado de los últimos ciclos.  Este nivel permitió sostener las exportaciones y el abasto del mercado local. En términos anualizados, el consumo per cápita de carnes bovinas fue equivalente a 52 kg por habitante/año, una cifra similar a la de 2019.

 

 

Nota: Datos preliminares para AGOSTO´20

Fuente: Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas a partir de datos de SENASA, Minagri y estimaciones propias.

 

 

Impactos: 9


Compartir:

Más de tu interés

CLOSE
CLOSE